DATOS PARA EL TURISTA

     
   

San Vicente, hoy, sin grandes industrias ni contaminación mantiene su estilo de vida campestre, excelente para relajarse con un hermoso ambiente. Tiene lugar tanto para quienes buscan un lugar donde pasar los fines de semana como para los que desean vivir en el campo, pero cerca de una ciudad. Entre muchas sensaciones y lugares se encontraran con : varias plazas extensas , las iglesias, el ex Palacio Municipal, los bulevares, los museos, el autodromo, lugares históricos, la laguna, arroyos, las espléndidas construcciones de época , a las viejas casonas que son testigos de una época cuyo apacible ritmo de vida aún perdura y a la gente caminado por las veredas o simplemente tomando unos mates en la entrada de la casa, todo esto que no es todo lo puede encontrar en San Vicente.
Acá se encontrara con una ciudad tranquila y segura que permite disfrutar a pleno de esa sensación de paz y libertad que no en muchos lugares se vive.

   
         
   

Museos

     
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Museo Quinta 17 de Octubre:

Cuenta la historia que Perón la visitaba cuando aún era propiedad del Coronel Domingo Mercante y habría comprado el terreno con una vieja casa en 1943.Cautivado por el lugar la compra antes de asumir por primera vez la Presidencia de la Nación eligiéndola para el sosiego y escanso. La histórica de la quinta de San Vicente, aquel "sitio solitario donde empieza la Pampa", según describió Juan Domingo Perón a la casa que eligió para pasar sus ratos de descanso junto a Evita. Ya tiene el status formal de "lugar histórico". Actualmente, la quinta pertenece a la Gobernación de Buenos Aires y se transformó en el Museo Histórico 17 de Octubre, donde se exhiben muebles y objetos que pertenecieron a Perón y Evita. Perón hizo demoler la antigua casa y mandó construir un enorme chalé y una caballeriza donde alojaba al famoso caballo pinto, el que Perón monta altivo y de uniforme militar en una de sus fotos más conocidas. También levantó un torreón desde el que luego transmitió varios de sus discursos. Perón inauguró su nueva casa el 30 de mayo de 1946, cuando ya llevaba tres meses como presidente. Por ese parque de 18 hectáreas frondosas de eucaliptos, fresnos, tilos, cedros azules y nogales, caminaron de la mano Perón y Evita. Desde entonces la pareja se acostumbró a recorrer en auto los 45 kilómetros desde la residencia presidencial de Libertador y Austria, la mayoría de ellos por la actual avenida Hipólito Yrigoyen que atraviesa todo el sur del Gran Buenos Aires. Allí está el tren, con balcón incluido, que Perón y Evita usaban para sus viajes al interior. También un lujoso biombo que el líder chino Mao Zedong le regaló a Perón. Uniformes de él, vestidos de ella, joyas, bastones de mando. Y la extraña tumba de un perrito, con su imagen y una leyenda en latín. Dicen que fue la mascota preferida de Perón, quien en una desgraciada maniobra con el auto lo pisó. En los primeros metros, luego de cruzar el puente del lago artificial, encontrarse con el "Monumento al descamisado” Otra de las obras que encontramos emplazadas en el verde y en nuestro camino al chalet fue la Cruz de San Francisco.

La pileta de natación, se reconstruyó durante la estadía de Isabel en la quinta. Esculpida a mano con dibujos en relieve fue regalo del Alcalde de Pontevedra a Evita en el año 47 en gesto de agradecimiento al pueblo Argentino por la ayuda brindada a España en sus momentos difíciles. La pareja solía transmitir los discursos al país desde esta torre, de piedra Fardel Plata. Con más de diez metros es todo un símbolo del lugar. En los dos golpes militares antiperonistas, el de 1955 y el de 1976, la quinta fue expropiada y saqueada. También fue lugar de detención de la derrocada ex presidenta, María Estela Martínez, "Isabelita", la tercera esposa de Perón. Después le siguió una disputa hereditaria y la Justicia determinó que la quinta debía pasar a manos de las dos hermanas de Evita, Herminia y Blanca Duarte.
En 1990 la Legislatura provincial la expropió para restaurarla y construir un museo que recién se inauguró el año pasado. Ubicado sobre Lavalle entre Cuyo y El Litoral.
 

Mausoleo de Perón

Éste esta compuesto por un enorme panteón de 400 metros cuadrados, en el que se alberga un cubículo de vidrio blindado protegiendo el cuerpo del ex presidente, que ha vuelto nuevamente a su vieja residencia en San Vicente. Asimismo, también cuenta con un oratorio previo al mausoleo y abundantes símbolos de la liturgia peronista ya que la única imagen de Perón y Eva reproducida en el trayecto es la que recuerda una de las últimas apariciones públicas de Evita cuando ya enferma de cáncer habla desde el balcón de la Casa de Gobierno junto a su marido el 17 de octubre de 1951.

Debajo de la imagen de Eva llorando sobre el hombro de Perón, comienza un curso de agua que acompaña al visitante hasta el lugar donde está depositado el féretro del ex presidente.

Construida en hormigón pigmentado con los colores de la tierra, la obra es de diseño moderno y austero, con líneas simples y geométricas en una construcción en la que abundan los espacios vidriados y las vistas del bosque que rodea el panteón.

Una vez concluida la infraestructura para poder recibir los restos de Perón, se decidió realizar su traslado desde el cementerio de Chacarita hasta San Vicente, su antiguo hogar. Pero no fue nada fácil cumplir con esta misión.

En su iniciación se pretendía realizar el traslado el 17 de Octubre del 2005, cuando se cumplían los 60 años de esa fecha histórica. Pero no fue así.
El traslado se concreto un año después con violentos incidentes que marcaron la jornada y sin la compañía de Evita, como se pretendía en su comienzo, debido a que la familia Duarte, al parecer, se opuso.
 

Horarios:

Publico en general:

Invierno: sábados, domingos y feriados de 10 a 16,30 hs.

Verano: sábados, domingos y feriados de 10 a 18,30 hs.

Entradas:

Mayores $ 1
Menores hasta 14 años gratis
Jubilados $ 0,50

Estudiantes:
De miércoles a viernes de 9 a 16 hs. Entrada gratuita.
 

     

Museo Cultural Sanvicentino (ACESVIC):

El partido de San Vicente hasta el 22 se Agosto de 1987 careció de un Museo de índole local que resultase útil a este triple efecto: educativo, exp.-cultural y didáctico. Hubo que hacerlo sin contar con nada. No se tenía lugar ni piezas a exhibir ni dinero alguno. Pero se aprecio que San Vicente lo necesitaba y, contando con el apoyo de los Amigos de la Cultura (ACESVIC) y a la generosa cesión en comandado de una superficie por la Biblioteca Mitre, todo lo demás – donaciones y trabajo mediante- derivo del aporte de vecinos y de la asociación de muchos de ellos a partir de allí contó con una sala, una exposición, unos pocos objetos, algunos gráficos, etc. Es mantenido y administrado por la Asociación ACESVIC, Amigos de la Cultura en San Vicente, asociación civil sin fines de lucro, formada por vecinos y sustentada por socios.  En éste se exhiben elementos antiguos de la historia local como así también de personalidades destacadas que han vivido en tierras sanvicentinas. Asimismo, es una visita para toda la familia ya que el museo cumple el objetivo de ser educativo, cultural y didáctico, además de contar con muestras de música, de arte y artesanías. Esta ubicado en 9 de Julio al 30

 

 

Los horarios de visita son los miércoles y viernes de 10:30 a 12:00 hrs.